Y YA, LOS ÚLTIMOS CAMBIOS

Como decía estos días, he seguido introduciendo cambios. Toca hablar de cuerpo y de algunas cosillas sueltas que, en mi opinión, también me han servido mucho.

En cuanto al cuerpo, ya comenté aquí lo de dejar de hacer 2+2 (pierna+ tren superior), e introduje algunas variaciones, aumenté los pesos… Me he notado más agujetas y que me sentía, en general, mucho más fuerte. Y bueno, compré unas mallas nuevas negras, petadas, con transparencias…. De estas que te apetece estrenar y ponerte sin parar porque te sientes absolutamente pibón con ellas. Eso motiva bastante para ir al gimnasio, como ya mencioné :).

1b3691dd902919c823ef11ff2df7531f
HerCampus

He tratado de combinar esto con aumentar la comida sana sin límites y cortar un poco los vicios entre semana, compensando comidas copiosas con cenas ligeras y siendo muchísimo más estricta con los alimentos que me provocan intolerancia. He dejado el pan del todo, el café lo tomo solo o lo cambio por té con hielo… Y estoy encantada con los resultados. Me noto mucho más ligera, menos hinchada.

No es una cuestión de calorías, de verdad, es una cuestión de volver a comer lo que sé que me sienta bien, dejando los caprichos para el fin de semana y ateniéndome mucho a las consecuencias. El viernes cené pizza y mozzarella de bufala, pero como durante la semana lo había hecho bien, me no me encontré especialmente mal después. También es que no era pizza preconizada con mil historias, era un sitio de masa casera, productos pijolis y demás. Eso también se nota.

Otro de los cambios de los que más orgullosa estoy, y que me encantaría desarrollar más adelante, es que dejé de fumar socialmente. Me costó un poco al principio, pero ya no lo necesito en absoluto. He fumado alguno suelto (2 en el último mes) y como no tengo ese enganche, siento que no me apetece. Es como si fueran los primeros cigarros que fumas en tu vida, que te saben hasta mal y te ahogan. Pasando totalmente. No sólo es malísimo para la salud y provoca cáncer, es asqueroso para TODO. Y poniéndonos en plan hiper-frívolas, es lo peor para la belleza.

tumblr_m8g7oiicp61r4uzx0o1_500.jpg
NovellaRoyale. Pensemos en la mala piel de esta señora AHORA.

Finalmente, he añadido un par de suplementos guays que me animan a empezar el día con ganas de hacerlo bien. Por un lado, tomo un gran vaso de agua con los polvos de The Mane Choice para el pelo. Están bastante pasables de sabor y, si soy sincera, me lo estoy notando mucho. Especialmente en las cejas, lo cual no sé si me encanta, pero desde luego es una prueba de que funciona. Me noto el pelo genial y, en esta época, me apetecía introducir algo concreto para el tema capilar.

A los polvos del pelo le he sumado las gotas antioxidantes del Dr. Brandt (antioxidant water booster). Simplemente se echa una pequeña cantidad en el agua, batido, zumo (lo que quieras) y promete que te ayuda a la desintoxicación general del cuerpo y que contiene antioxidantes como el polifenol. Es pronto para saber resultados, pero de momento me resulta muy cómodo y tenía ganas de probarlo! Tengo en mi poder el Beauty Dust, pero no quiero probarlo todo a la vez.

Estoy FELIZ con los cambios.

RECOGIENDO CABLE: LO QUE HACÍA MAL

Bueno, pues tras una bochornosa desaparición de casi un mes, vuelvo al redil lamiéndome las heridas. Por motivos del guión estuve descontrolada varias semanas. Eso por un lado. Por otro, estaba equivocada en varias cosas y me he dado de bruces con la realidad. Veamos.

photo-1443131307017-4097c8ac7763

¿Os acordáis de cuando dije que lo de que el agua con limon en ayunas no servía para nada y que solo las modelos y gente fatua se creían de verdad esa pamplina? Pues resulta que estaba muy equivocada. No solo no es una moda absurda, sino que al parecer tiene beneficios reales comprobados por la ciencia. Una amiga, ajena al mundo belleza, pero bien cercana al mundo médico-investigación contra en cáncer-nivel pepinazo me lo confirmó. Me dijo, literalmente, que estaba demostrado por estudios de nosequé universidad y bablablabla (palabros médicos que me transmitieron confianza…) Vamos, que sí, que sí que es bueno para el sistema digestivo. Y todo lo que sea bueno para mi tripa merece una oportunidad. Lo he empezado a hacer. Reconozco que todos los días es imposible, pero quizá congele cubitos de hielo de zumo de limón para tenerlo preparado.    O me compre una botella grande y preciosa de cristal para dejar preparado un litro para dos o tres días…

photo-1529343615935-9e41f4a955d9.jpg

Otro tema que me traía de cabeza era lo del desayuno, como ya os conté aquí. He estado más o menos desde septiembre en un bucle de autocompasión (tengo hambre – sólo hay trigo – tengo hambre – solo hay trigo) y, de verdad, lo paso fatal cuando tengo hambre (¿quién no?), no puedo ni pensar, no me puedo ni concentrar en el trabajo. ¡Además sin necesidad!. Había vuelto entrenar fuerte, era LOGICO tener ganar de comer locas si quemaba tanto. Buenovale. Pues al final, después de una semana de comer a dolor en el país de la grasa, decidí que quizá, mi creencia de que soy una persona que no desayuna me estaba haciendo mucho daño.

Asi, llevo unos tres días desayunando esto:

  • batido de apio+ platano+ frutos secos+ semillas + agua
  • MUCHA avena con café y leche de nuez + cacao puro + chia
  • suplemento capilar en un vaso de agua

Sí, soy un pelín extremista. Todo esto a las 8 am. A las 15’30, cuando como de verdad, aún estoy digiriendo cual boa constrictor. Creo que he encontrado la clave. Y tampoco es que me sienta muy pesada, la verdad. ES RARO. Me siento llena en el sentido bueno, dietístico, de la palabra. O, al menos,  en el de no entrar al bar cual zombie poseída

giphy
¡TORTILLA DE PATATA!

Pues hasta aquí. Esta es la primera parte de mi vuelta al redil u operación pre-navidad.

Imagen portada: Janettemichaela tmblr

SINFUL EATING

Estoy recapitulando un poco, ahora que ya es casi mitad de octubre, qué es lo que he estado haciendo mal últimamente. Porque, la verdad, me encuentro algo peor del estómago. Después de portarme como una santa al principio, empecé a relajarme con ciertos aspectos de la dieta. Inicialmente de forma muy, MUY excepcional, y luego con mayor frecuencia. Lo he notado mucho. Estoy hinchada, dolorida y, de verdad, con menos energía. Desde hace unos días estoy analizando mis puntos débiles y viendo porqué fallo y qué puedo hacer para remediarlo. Sigue leyendo “SINFUL EATING”

COMER SANO SIN SER UN PARIA SOCIAL: NORMAS BÁSICAS

Si hace poco que has comenzado a cuidarte, bien porque estés comiendo sano en general, haciendo dieta en particular o porque te hayas apuntado al gimnasio, seguro que te apetece que el mundo sepa de tu hazaña, de tu particular cambio de vida. Pero debes saber que todo en la vida, incluso hacer dieta, tiene una serie de buenas maneras asociadas. Su propia etiqueta, si quieres. Es algo que deberás conocer si no quieres que tus amigos y familiares salgan despavoridos cuando sepan que te aproximas, pensando que vas a hablarles, por enésima vez, de las bondades de la quínoa. Así que… ¿cómo hacer dieta/empezar a cuidarte sin volverte medio idiota? Aquí tienes unas nociones  básicas para que te sigan invitando a fiestas y no te conviertas en un apestado social (con un tipo envidiable, eso sí). Sigue leyendo “COMER SANO SIN SER UN PARIA SOCIAL: NORMAS BÁSICAS”

RUTINA DE OTOÑO

¡Biennn! Por fin empieza a notarse que refresca algo (al menos por la mañana temprano). Cada vez queda menos para introducir nuevos productos y rituales en la rutina de otoño, me hace una ilusión… La verdad que ya toca. Los últimos productos del verano están por ahí coleando (hola, gel hydroboost de Neutrogena), pero tengo ganas de terminar con ellos para empezar un nuevo ciclo de belleza para este otoño invierno. Estos son mis objetivos, de la cabeza a los pies: Sigue leyendo “RUTINA DE OTOÑO”

CINCO COSAS QUE SÍ ME FUNCIONAN

Me doy cuenta de que el otro día estaba en plan súper hater, señalando todo lo que no me funciona y echando pestes del mundo biuty en general. ¡No es eso! Por supuesto, hay cosas que no me van, o que directamente no se adaptan a mi estilo por el motivo que sea. Pero también hay cosas basiquísimas que son súper fáciles de hacer y que a mí, personalmente, me han ayudado muchísimo a cuidarme y a mantener una rutina de cuidados casi sin darme cuenta. Son cosas de perogrullo pero taaaaaaaaan efectivas en mi caso, que las quería repasar, ¡con algunas me estoy despistando!:

Sigue leyendo “CINCO COSAS QUE SÍ ME FUNCIONAN”

LA SOMBRA DE LA BÁSCULA ES (MUY) ALARGADA

Hoy me ha pasado una cosa que me ha hecho pensar en mis viejos y malos hábitos. Qué difíciles son de quitar. Hoy me he pesado. Lo sé, lo sé, no debí hacerlo, pero la carne es débil!! Lo que marcaba la báscula era unos kilos más de lo que yo en algún momento supuse que era el peso ideal para mi altura, constitución… Está grabado a fuego en mi cabeza, llevaba pesando eso miles de años…hasta hace un tiempo, en que empecé a trabajar mi cuerpo de forma diferente en el gimnasio y, afortunadamente, subí de peso aunque reduje volumen. El caso es que la reacción automática ha sido pensar: ¡tengo que perder esos dos kilos! Se me ha ido la cabeza en verano, blablabla… Sigue leyendo “LA SOMBRA DE LA BÁSCULA ES (MUY) ALARGADA”

TRES LECCIONES BIUTY (Y UNA DE ESTILO) QUE HE APRENDIDO EN VACACIONES

Las vacaciones son, claramente, sinónimo de descanso, paz, relajación… Eso incluye a veces el físico, la dieta, el estilo más o menos fashion que cada una tenga…Al final, si vas a estar de casa a la playa, de la playa a la piscina y de la piscina al chiringuito/ bar/ o sofá de tu casa, no tiene  mucho sentido esforzarse en mantener ningún tipo de dieta estricta ni, desde luego, tratar de llevar el estilismo perfecto. Tampoco lo tiene si estás monumento arriba, monumento abajo, viendo museos, subiendo y bajando calles…Es que no tiene sentido tratar de mantenerse! Seguramente vayas en chanclas o sandalias cómodas, ropa ligera, crema de sol y quizá un sombrero. Vamos, eso es lo que me pasa a mi desde que tengo memoria. En vacaciones me dejo un poco. Sigue leyendo “TRES LECCIONES BIUTY (Y UNA DE ESTILO) QUE HE APRENDIDO EN VACACIONES”