MÁS NOVEDADES

Vuelvo a publicar y continúo mi lista de cosas estupendas que me ponen estupenda. Reconozco que estaba un poco desmotivada el mes pasado. El no ver cambios y sentirme estancada me desanimó mucho y me desmotivó incluso para escribir nada. Además tuve mucho trabajo, lo cuál hizo que fuese menos al gimnasio. En fin, un bucle gris.

Estoy plenamente de vuelta, y con cambios. A veces siento que la relación que tengo conmigo misma es como cualquier otra: tienes (TENGO) que cuidarla, esforzarte y, de vez en cuando, introducir pequeñas novedades que nos den vidilla. Igual estoy forzando la metáfora, pero se entiende. ¡Y eso es precisamente lo que necesitaba! Nuevos alimentos, suplementos, rutinas… En fin, ilusionarme un poco y probar cosas nuevas. Eso sin olvidar a la maravillosa fuerza de voluntad, de la cual hablaré algún día.

43db1993bd944c5768c715c8f96d3a9d.jpg
thehunt

En relación a mi cara, no solo he renovado maquillaje y cremas y aceites (ma-ra-vi-lla). También he introducido unas esencias coreanas que me tienen fascinada por su… ¿cómo decirlo…?¿delicadeza? ¿sutilidad? Es como darse algo muy especial en la cara, es un paso no estrictamente necesario, pero que apetece; es muy gustoso. Tengo varias para elegir, y cada noche me pongo una, según mi ánimo. Y por la mañana me levanto con la cara genial. Me hacen sentir súper diva, jaja.

Además de las esencias, estoy probando el aceite de maula y neroli de Nyakio (este) y me está encantando a niveles insospechados. Ya usaba el aceite de Marula de The Ordinary y me gustaba mucho, pero esto es otro nivel: el aroma, la presentación… Me interesa el hecho de que ayuda a unificar el tono de la piel, he leído que incluso sirve para aclarar manchas, y eso me pone bastante. De esta marca tenía ya la mascarilla de camomila (es una sleep mask para dejar mientras duermes) y me parecía increíble, de los productos más efectivos que he probado nunca.

8de8e1a3718b3704a2c6f76eb5d77648
ToriMellos

En la oficina he incorporado aguas en spray, una de Mario Badescu de lavanda, entre otras,(le tenía muchas ganas a la marca), y he llevado allí el aceite de Marula de TO. El ambiente en mi oficina es sequísimo, me ha llegado a doler la cara de lo tirante que se pone, así que necesitaba llevar algo que me aliviase de forma muy rápida. El agua de MB es un gustazo y, de vez en cuando, me doy un par de gotitas de aceite en el contorno de ojos. Tengo la piel mil veces mejor.

Por otro lado, hablemos de limpieza. No sólo a veces mola cambiar los productos que usamos, que lo he hecho, también está genial introducir algún aparatito que ayude a limpiar en mayor profundidad partes que normalmente toco poco (MUY poco), por ejemplo el cuello. Mi beauty dealer me regaló un cepillo facial de la marca Michael Todd y me está encantando. No hace falta usarlo cada noche, aunque estoy siendo constante y se nota. Me parece muy cómodo: puede usarse bajo la ducha… ¡Lo recargas eléctricamente y dura muchísimo!

Estoy encantada. Me noto la piel muchísimo mejor y han sido solo un par de cambios, ni siquiera me ha costado mucho.

Featured image: @lejennie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: