REPROGRAMANDO MI BODY-PLAN

Visto que no noto avances en los objetivos que me había marcado a nivel cuerpo, he decidido hacer algunos ajustes en el plan. Pero para eso he tenido que repensar cuáles son, de hecho, los objetivos. Hagamos repaso. 

Antes, en un momento determinado de la vida, tenía muchísimo tiempo para el gimnasio y había logrado encajar un par de días con larguísimas caminatas. Por motivos profesionales y personales, aunque no me privaba de caprichos, tampoco es que tuviera muchas oportunidades de hacerlo mal. No nos engañemos, tener poca vida social es un castigo en muchos sentidos, pero si te quieres cuidar te facilita mucho la papeleta. Ahora es diferente. Tengo menos tiempo para el gimnasio y mucha, pero MUUUCHA, vida social. Y este cambio en los factores sí que altera el producto: me cuesta más estar en forma y, si quiero volver a estar como antes, me va a tocar recortar calorías. No queda otro remedio, ya que dudo que pueda ir más de cuatro veces a la semana a hacer deporte. El problema es ¿de dónde recorto?

61b15a5989ca8d373cb54cce95afcd0f
@tezzamb

Mi dieta normal consiste en algo parecido a esto:

  • Desayuno: batido de fruta y verdura + café con bebida vegetal (con cacao).
  • Media mañana: café/ té + a) opción sana: tortilla francesa o tortilla de patata (y es la opción sana!) b) tostadas con tomate (intolerancias) c) súper excepcional: bollería argentina. Y almendras, muchas almendras, no pongo límites.
  • Comida: variable. Desde arroz con verduras, hasta más tortilla, pasando por restaurante indio (full menú) o lo que se tercie de menú del día (2 platos + postre).
  • Media tarde: empezamos a flaquear, generalmente pan con queso + otro batido de fruta con miel y frutos secos.  Si voy al gimnasio, batido de proteínas al volver.
  • Cena: abundante. Con mucha frecuencia ceno fuera de casa sin mirar lo que pido. Aunque cenamos “calidad” (no es que vaya al burguer precisamente), pueden caer cosas calóricas: mexicano, picoteo con amigas, alguna vez pizza… No es extraño que sean varios platos que, aunque sanos (ceviche, tartar), van acompañados de vino. Si ceno en casa, también bebo vino.  Es claramente este momento en el que se me va, tengo mucha hambre, pero realmente no me he limitado (conscientemente) a lo largo del día. En todas las comidas, salvo a media mañana y porque la oferta es lamentable, como lo que me apetezca en ese momento.

photo-1539318613200-ed8e5116fd19

No he contado impromtus varios tipo: copas a media tarde en plan random, aperitivo porque es el cumpleaños de Fulanito del trabajo… Es decir, ¡más comida! Me da la impresión de que antes, simplemente, comía menos porque pasaba más tiempo sola en plan working on my own, ya digo. Aunque es cierto que hago menos deporte, también como más, es un hecho. El ejercicio me da muchísima hambre. No pienso ponerme a dieta, lo tengo clarísimo y no creo que lo necesite, pero igual sí que podría prescindir de las meriendas calóricas, del queso en cada comida y, a veces, del vino. Lo de la bollería lo hago una vez al mes más o menos. Prescindible total, aunque no va a marcar ninguna diferencia. Veremos cómo me va. Me doy un mes con el nuevo método.

En cuanto a ejercicio, he decidido abandonar el 2+2 (dos días pierna – dos tren superior). Voy a hacer dos pierna + un día tren superior + día escoba (que incluye pierna y músculos más pequeños, tipo tríceps o abdominales). También noto que tengo que subir peso, estaba muy cómoda con los anteriores, pero es evidente que ya no me suponen un reto, mi cuerpo se ha acostumbrado. En general creo que esta parte es aceptable y, sobre todo, realista. Además, estoy haciendo estiramientos matinales. No sé cuánto me durará la costumbre, pero era algo que tenía pendiente. Sé que no insisto lo suficiente en estirar y que, haciendo ejercicios con peso, es fundamental. Lo bueno es que ahora tengo una cama gigantesca y nada más levantarme me resulta muy, muy fácil dedicarle 5 minutos a estirar mientras escucho la radio y se hace el desayuno…

En fin, toca hacer ajustes y alguna pequeña renuncia culinaria, además de subir el peso en las máquinas y tratar de hacer alguna que otra caminata.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: